728 x 90

Avanzan reparaciones en distribuidor vial

img

A un año de los efectos de las copiosas lluvias de 2020, avanzan las reparaciones en el distribuidor vial ubicado en Prolongación de Montejo con Circuito Colonias, principalmente las adecuaciones realizadas para mejorar el sistema de absorción del agua pluvial y que resista los cambios en el manto freático.

 

Las modificaciones realizadas permitieron que el distribuidor vial quede sin afectaciones con el paso de la lluvia de esta semana, por lo tanto, no se presentaron contratiempos en los trabajos de rehabilitación en el área.

 

Este viernes inició el trabajo para reforzar el carril interior de la Glorieta ubicada en la parte superior del paso a desnivel, la cual debe concluir este lunes a las 08:00 horas. Los trabajos fueron demoler la vía de rodamiento para resanar la zona y, así, evitar filtraciones al interior del paso a desnivel.

 

Entre las acciones adicionales, se determinó que en la zona del túnel se construyera  un piedraplen, sobre el cual se colocó  la geo-malla y se rellenó con material pétreo y, después de sellada la geo-malla, se puso el armado de acero y se procedió a colar con concreto hidráulico de alta resistencia la superficie de rodamiento y la tapa de la nueva cisterna, que también forma parte de la superficie de rodamiento, en la rampa norte se trabaja en la construcción de las bases y relleno de la geo-malla para el armado de acero y su posterior colado.

 

Los trabajadores de la empresa Sacbé informaron que en lo que respecta a los muros ya se realizó el armado de acero en su totalidad y se coló la gran mayoría de los muros por lo que en los próximos días se podrá dar por terminada esta fase de la construcción de nuevos elementos estructurales y poco después, la rehabilitación total del paso a desnivel de Prolongación de Montejo.

 

Cabe recordar que la hidrología en Yucatán tiene sus particularidades debido al tipo de suelo en el que vivimos, ya que la península está clasificada como una mina de carbonato de calcio y el subsuelo corresponde a una roca sedimentaria de naturaleza caliza muy fracturada y permeable, es por esto que se carecen de corrientes de aguas superficiales y las aguas corran en el subsuelo yucateco.

 

La estratigrafía en la ciudad de Mérida está conformada de una capa de material orgánico de color café de 30 a 60 cm de espesor, después un estrato de roca caliza dura de entre 2 a 3 metros de espesor, luego un estrado de sahcab que se vuelve más suave conforme se acerca al manto freático que, por lo general, está a 7 metros de profundidad, el sur de la ciudad es ligeramente más alto que el norte de la urbe.

 

La precipitación pluvial en esta zona varía entre los 838 y 1,128 milímetros por año, esto es durante la considerada temporada de lluvias entre junio y octubre, la recarga media anual del acuífero es del orden de los 9,500 mm3 y corre desde el centro del estado hacia la costa para desfogar en el mar.

 

Recordemos que el año 2020 fue un año extraordinario, por la depresión tropical Cristóbal la cual en 5 días del 30 de mayo al 5 de junio precipito 453 mm equivalentes al 60.7 % de la precipitación anual promedio y por los fenómenos Delta y Gamma del 2 al 8 de octubre precipitando 338 mm incrementando el nivel del acuífero en 1.90 metros de su nivel normal.

 

Según datos de la CONAGUA la década del 2011 al 2020 presentó el mayor registro histórico de las últimas 8 décadas, siendo el 2020 el mayor con un incremento de 688 mm sobre la precipitación promedio de este periodo, cabe señalar que durante la década del 2011 al 2020 las precipitaciones fueron en aumento constante, lo que pudo ir saturando el suelo permeable hasta que la filtración fuera nula y el agua de lluvia se quedó en la superficie inundando muchas áreas.

 

Esta precipitación inusual ocasionó inundaciones en diversas zonas de la ciudad, una de las obras afectadas fue el paso a desnivel, el cual desde el 7 de octubre del 2020 permanece cerrado, ya que tuvo importantes afectaciones en su estructura, lo que ya no permitió su uso con seguridad.

 

Entre las afectaciones que tuvo, por la elevación del manto freático, fue la fractura en múltiples partes de la superficie de rodamiento, principalmente en las partes bajas de las rampas norte y sur, daños en el cárcamo, así como el daño de las bombas de extracción de aguas y su infraestructura eléctrica, lo que ocasionó que el agua subiera de manera considerable en el interior del paso a desnivel ya que no sólo era el agua de lluvia la que lo llenaba, si no que era el agua del manto freático que ingresaba por medio de las fracturas del pavimento y que hacia inútil todos los esfuerzos por desaguarlo por medio de pipas.

 

La magnitud de los daños se pudo conocer con certeza hasta que se colocaron 4 bombas provisionales para extraer el agua que permanentemente ingresaba al paso a desnivel, después de que personal de obras públicas del Ayuntamiento de Mérida y especialistas del Colegio de Ingenieros de Yucatán, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán pudieron ver la magnitud y características de los daños.

 

El proyecto consiste en elevar 1.5 metros la superficie de rodamiento de concreto hidráulico de alta resistencia  y reforzar las paredes integrándolas al elemento del piso y cisterna, para esto se demolieron las rampas de acceso tanto del lado norte como del lado sur, se realizaron labores de canalización de las aguas del manto freático por medio de tuberías y registros de concreto, se hicieron labores de relleno de parte de la antigua cisterna con concreto ciclópeo, para poder trabajar en la parte más baja del paso a desnivel conocida como la zona del túnel, después de la demolición de las rampas y de los canales centrales se procedió al desalojo del escombro, y a la construcción de las bases con material pétreo, sobre ellas se colocó la geo malla, la cual se rellenó con material pétreo fino, se envolvió y selló, sobre esta malla se construyó el armado de acero de alta resistencia que, al ser colado con concreto hidráulico de alta resistencia, da forma a la carpeta de rodamiento, cumpliendo así las especificaciones establecidas por la empresa proyectista estructural.

 

La parte central de la rehabilitación se basa en la construcción y probado funcionamiento de la nueva cisterna hermética, es por eso que después del colado de la base y paredes de la cisterna se tomó la decisión de revisar con equipo especializado la integridad de las partes coladas, para garantizar su buen funcionamiento, se entendió que esto causaría retrasos en el tiempo de ejecución de la obra, pero era una decisión responsable para garantizar que la obra que se le entregue a los ciudadanos sea la que se merecen y que no presente nuevas afectaciones importantes a causa de fenómenos meteorológicos extremos, la proyección de los expertos en hidrología para las próximas décadas y el diseño estructural, garantizara el buen funcionamiento del paso a desnivel por mucho tiempo.

 

Finalmente, la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento de Mérida en coordinación con el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, A. C. se mantienen al pendiente de la obra y realizan una constante supervisión en el sitio de la rehabilitación, verificando que los trabajos se realicen de acuerdo con lo señalado en el proyecto.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0 Comentarios