728 x 90

Mayas tzotziles celebran procesión pese a pandemia

img

Los pueblos mayas tzotziles, en la segunda Semana Santa bajo la pandemia de Covid-19, no han dejado de orar y realizar actividades ceremoniales como la procesión llevada a cabo este Jueves Santo en San Bartolomé de los Llanos, conocida hoy como Venustiano Carranza, en Chiapas.

 

"Venustiano Carranza es demasiado religioso, es creyente. Es la única festividad donde indígenas y mestizos se unen para trascender en lo espiritual", explicó a EFE Diana Cuello Avendaño, habitante del lugar y maestra de profesión, para justificar el rito.

 

A Jesús de Nazaret no lo representa una persona, como es habitual en México, sino una imagen de madera de más de 100 años que aproximadamente mide un metro y medio, que carga un grupo de personas, durante el recorrido de las siete caídas.

 

Sus fieles aseguran que no hay recuerdo de que estas actividades religiosas fueran interrumpidas bajo ninguna circunstancia en el pasado, por lo que la pandemia no los detuvo y el temor a que caigan más desgracias los impulsa a salir a rezar y pedir piedad.

 

Bartolomé Vásquez Martínez, campesino y ayudante de festividades religiosas, recordó que "en el 2017 hubo un temblor que dañó los templos sagrados", lo que el pueblo interpretó como un llamado por haber "descuidado la fe".

 

"Por temor a más daño continuamos realizando la tradición con fe", zanjó.

 

FOTO: Cortesía/EFE

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0 Comentarios