728 x 90

Pandemia no es pretexto para violar derechos humanos: Codhey

img

Al señalar que el 2020 fue un año de grandes lecciones y adaptaciones para el gobierno y la sociedad, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, Miguel Óscar Sabido Santana, señaló que el combate del COVID-19 no debe significar un pretexto para violentar los derechos humanos de la población.

 

Sabido Santana compareció ante el pleno de la LXII Legislatura en Sesión Ordinaria, para rendir su Informe Anual de Actividades correspondiente al año 2020, ante la presencia de la Secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán, Ricardo Ávila Heredia; y el Presidente de la Mesa Directiva, Luis Borjas Romero.

 

En ese sentido, el Presidente de la CODHEY dijo que el organismo se adaptó a la llamada “nueva normalidad” para garantizar la atención y el derecho de acceso a la justicia sin poner en riesgo de contagio al personal ni a la ciudadanía que acude a las instalaciones.

 

Señaló además que la CODHEY reforzó sus labores de vigilancia de los derechos humanos, en especial desde el establecimiento de la suspensión obligatoria de las actividades no esenciales y la restricción de la movilidad decretada por las autoridades, que impactaron principalmente los derechos a la legalidad y seguridad jurídica, libertad, trabajo, igualdad y los relativos a los grupos en situación de vulnerabilidad y discriminación.

 

“Destaco las visitas de supervisión que realizamos en los establecimientos del sector público estatal y municipal, así como en los filtros sanitarios y de reducción de la movilidad, y nuestra participación en las marchas, manifestaciones y procesos de consulta a los que fuimos convocados como observadores, sin dejar de hacer mención de los llamados que se hicieron a los tres Poderes del Estado, para que las decisiones y acciones públicas que se determinen durante la pandemia, tengan sustento en los derechos humanos y la solidaridad que nos debemos procurar como sociedad”, expuso.

 

De la misma manera, el Ombudsman advirtió la prevalencia de prácticas preexistentes a la pandemia como abusos de autoridad y prácticas administrativas irregulares al interior de las instituciones públicas estatales y municipales.

 

“El 2020 nos dejó una gran lección de vida y evidenció que la crisis sanitaria por COVID-19 generó un impacto considerable en términos económicos, políticos y sociales, por lo que estimamos necesario que exista un balance entre las políticas públicas y las decisiones gubernamentales”, consideró.

 

Sabido Santana llamó a establecer una sola política en materia de derechos humanos para el Estado, que sea construida por todos los actores públicos y privados, en la que exista un diálogo continuo y permanente encaminado en alcanzar las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

 

“Desde la Comisión, un primer avance que la sustenta, es el Diagnóstico sobre la situación de los derechos humanos en Yucatán en 2020. Con la información recabada podremos direccionar objetivamente nuestros esfuerzos en materia de protección, difusión y promoción de los derechos humanos en nuestra capital y al interior del Estado”, indicó.

 

De igual forma, conminó a las corporaciones policiacas de Yucatán a actuar con pleno respeto a los derechos humanos de las personas, ya que, como de nueva cuenta esas instituciones fueron de los más señalados por la ciudadanía.

 

El Presidente de la CODHEY aseguró que los derechos humanos son la clave para configurar la respecta a la pandemia en lo que respecta tanto a la emergencia de salud pública, como a las repercusiones más amplias en la vida y en los medios de subsistencia de las personas.

 

“Los derechos humanos, ponen a las personas en el centro, garantizando la atención de la salud para todos y preservando la dignidad humana. Invariablemente, también nos debemos centrar en quienes sufren más, los motivos que provocan este sufrimiento y en lo que se debe hacer al respecto”, consideró.

 

Sabido Santana adelantó que la gran apuesta en los meses venideros será la de revertir las serias consecuencias que la pandemia trajo consigo. “Preparemos el terreno ahora, para qué al salir de esta crisis, tengamos una sociedad más equitativa, sostenible e incluyente”, sostuvo.

 

“Y es que ninguna crisis, por más extrema que ésta sea, podrá causar un daño irreversible, si la enfrentamos unidos, comprometidos con los más desprotegidos, y en una fraternidad sensible y humana. Y esa es la característica que distingue a la sociedad de Yucatán”, concluyó.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0 Comentarios