728 x 90

Premian a ganadores de concurso de relatos sobre derechos de personas mayores

img

Con el relato “Mi nombre es”, Marcos Rolando Caamal Garrido, de 61 años, fue el ganador del Segundo Concurso de relatos y narraciones sobre los derechos de las personas mayores “Mis relatos son el reflejo de mis derechos” que convoca la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán.

 

El segundo lugar fue para Susana Dunzelmann Roig de 71 años, con el relato “Derecho a Decidir”; y el tercer sitio para Gloria María Concepción Briceño Guillermo, de 67 años con “Ya no irás a la escuela”; además se entregaron menciones honoríficas a Fabiola Esther Perera Pacheco de 62 años por la obra “Mi madre y yo, de mis 62 hasta sus 92”; María Lucilla May Peña, de 63 años con “¿De qué hablan las muchachas?”; y Jaime Ermilo Novelo González, de 73 años con el relato “Hoy requerimos de una cultura”.

 

Los ganadores del primero, segundo y tercer lugar obtuvieron 5 mil, 3 mil y 2 mil pesos de premios respectivamente; y las tres menciones honoríficas, mil pesos cada una de las personas mayores.

 

En la ceremonia de premiación, que se realizó de manera privada, el Presidente de la CODHEY, Miguel Óscar Sabido Santana, dijo que las 27 narraciones que se recibieron en esta segunda edición, los adultos plasman su visión de los derechos y cómo éstos marcaron sus vidas.

 

Reconoció las historias de vida de las y los participantes que expresan sus esfuerzos para su superación personal, la lucha diaria por salir adelante, las barreras que han puesto los estereotipos a los que las mujeres se han enfrentado a través de los años, entre otros temas.

 

“Conocer sus historias nos llena de satisfacción y nos impulsa a seguir realizando estos eventos. Concienciar a las personas para que conozcan y respeten los derechos de las personas mayores es nuestro objetivo, y es necesario construir bases sólidas para que las personas mayores puedan tener acceso a una mejor calidad de vida”, expresó.

 

Sabido Santana destacó que las personas mayores están demostrando que han superado los retos que nos ha puesto la pandemia, contando sus historias y cambiando de manera propositiva la realidad.

 

El jurado calificador estuvo integrado por la Directora del Instituto Universitario Gerontológico de Yucatán (INUGEY), Yanelli Elizabeth Vega Ojeda; la Directora del Centro Escolar Felipe Carrillo Puerto, Elsie Margarita Bazán Borges; y el catedrático, Jorge Luis Canché Escamilla.

 

En su oportunidad, Canché Escamilla reconoció el valor de los participantes para dar a conocer sus historias de vida a través de sus narraciones.

 

“Se premia las vidas ejemplares y significativas que marcan y dejan testimonio profundo de su existir. El recorrer la vida pasada es una satisfacción para algunos, un martirio para otros, pero ver los sacrificios, el transitar que nos trajo a lo que somos hoy a través de compartir la vida misma”, expresó.

 

En su relato, el ganador del primer lugar, Marcos Rolando Caamal, narra una historia de detención injustificada que vivió cuando trabajaba en su taller como mecánico automotriz.

 

Susana Dunzelmann Roig, ganadora del segundo lugar, cuenta la historia de un padre que se ve obligado a vivir con su hijo en la ciudad, abandonado el campo que tanto quería, sin tomar en cuenta su opinión.

 

A pesar de las comodidades que podía tener en la ciudad, el adulto mayor nunca dejó de extrañar su comunidad donde fue realmente feliz.

 

Gloria Briceño narra su historia, cuando siendo niña le prohibieron estudiar porque ella debería aprender las labores del hogar para casarse, pero al pasar el tiempo, se enteró del programa de estudios para adultos mayores y accedió para estudiar la primaria y secundaria.

 

A la ceremonia asistió el Secretario Ejecutivo de la CODHEY, Gustavo Arjona Canto y la Directora del Centro de Investigación Aplicada en Derechos Humanos, Hissarlik Atenea González Cetz.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0 Comentarios