728 x 90

Tras gestiones de Vila, gobierno recupera Hospital de Ticul

img

Resultado de 3 años de diálogo y gestiones del Gobernador Mauricio Vila Dosal ante la empresa Marhnos y la Federación, el Gobierno del Estado evitó un pago de 740 millones de pesos y recuperó el Hospital de Ticul, obra quedó inconclusa desde hace más de 10 años y con su próxima reactivación permitirá ofrecer una mejor atención a la población del sur del estado y fortalecer los servicios de salud de Yucatán.

 

Cabe recordar que, en 2011, el Gobierno de Ivonne Ortega Pacheco firmó un convenio para poder construir un hospital en Ticul bajo un esquema de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), con una inversión de 5,500 millones de pesos que se iba a pagar a 25 años. Sin embargo, durante su gestión estatal, Rolando Zapata Bello decidió cancelar el convenio, lo que dio paso a una disputa jurídica, en la que, en 2015, el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional condenó al Gobierno del Estado de Yucatán a pagar 740 millones de pesos como indemnización, por haber rescindido ese contrato. “Así fue como el actual Gobierno estatal recibió el estatus de este tema”, expresó Vila Dosal. 

 

Durante su campaña, Vila Dosal se comprometió con la gente de Ticul y municipios aledaños a terminar el nosocomio, ya que desde el 2011 han estado esperando un hospital, por lo que, al iniciar su administración, el Gobernador se reunió con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para platicar de esta problemática heredada de administraciones pasadas, con quien acordó trabajar juntos y en equipo para poder resolver esta situación: primero, para que el Gobierno de Yucatán no tuviera que hacer el pago del fallo, ya que afectaría las finanzas estatales, y por otro lado, para que la gente de esa región pudiera tener el hospital que tanto necesitan.

 

Por año y medio, el Gobernador estuvo trabajando muy fuertemente con el entonces consejero Jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, y con la empresa Marhnos, dando como resultado que la firma constructora desista de la demanda en contra del Gobierno estatal y que Yucatán evite el pago de los 740 millones de pesos. Entonces, se firmó un convenio en el que la administración dará al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el terreno y el edificio construido hasta ahora para reactiva el proyecto del Hospital de Ticul, el cual constará con 90 camas.

 

Desde el Salón de la Historia de Palacio de Gobierno, Vila Dosal atestiguó la firma de un convenio entre el titular de la Secretaría de Salud (SSY), Mauricio Sauri Vivas, y el director de Administración y Sistemas de Grupo Marhnos, José Gabriel Bueno Casales, el cual deriva en que, tanto el terreno como el edificio que se construyó, vuelvan a la administración estatal.

 

Este es un gran día para Yucatán porque todos salimos ganando, los yucatecos nos ahorramos los 740 millones de pesos y la gente de Ticul y de los municipios vecinos tendrán su hospital, para lo que la licitación debe salir a principios del 2022 y se espera que, para finales de 2023, la obra esté terminada.

 

“Han sido 3 años de mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucho diálogo porque aquí en Yucatán, sí hablamos y nos podemos poner de acuerdo”, afirmó Vila Dosal, luego de agradecer a la firma Marhnos por su disposición y empatía hacia los yucatecos y el Gobierno del Estado. 

 

En ese marco, el Gobernador también agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador por su interés en resolver este tema en favor de los yucatecos, a Julio Scherer quien, cuando estaba en la Consejería Jurídica de la Federación, fue un gran apoyo para poder llegar a este acuerdo con la empresa Marhnos, así como al director del IMSS, Zoé Robledo Aburto, por sumarse a esta segunda etapa que es la construcción del hospital.

 

Ante el alcalde de Ticul, Rafael Montalvo Mata, así como presidentes y presidentas municipales de la zona sur del estado, Vila Dosal señaló que esta buena noticia no es lo único que se ha logrado en esta administración, ya que  cuando inició su Gobierno existía un contrato por el Museo del Mundo Maya, en el cual, el Ejecutivo debía pagar 4,557 millones de pesos por los próximos 12 años, el cual fue finalizado el año pasado, luego de que se renegoció y ahora se estará pagando solamente 2,992 millones de pesos, en los mismos 12 años, lo que quiere decir que el Gobierno de Yucatán se va a ahorrar 1,575 millones de pesos.

 

“Si sumamos estos 1,575 millones de pesos por el contrato del Museo del Mundo Maya más los 740 millones de pesos por el Hospital de Ticul, estamos hablando de más de 2,300 millones de pesos que nos estamos ahorrando, que es dinero que no teníamos para pagar. Esto es un alivio para las finanzas estatales y estamos muy contentos”, resaltó el Gobernador. 

 

Por su parte, la directora jurídica en Grupo Marhnos, Brenda Amor Bermejo González, indicó que con la administración de Vila Dosal encontraron una interlocución efectiva y necesaria que permitió alcanzar una solución justa y benéfica para todos los yucatecos de la zona sur del estado, por lo que este acuerdo brinda al Gobierno de Yucatán toda la libertad para terminar la construcción del hospital de Ticul, proyecto que cuando abra sus puertas a la población a contribuirá a mejorar los servicios de salud en el estado. 

 

Asimismo, Bermejo González destacó que los planes y acciones contemplados en dicho convenio han sido realizados con estricto apego al marco jurídico vigente aplicable a los proyectos desarrollados bajo el esquema de asociación público privado. En ese sentido, reiteró a Grupo Marhnos como un aliado de Yucatán y el beneficio de los yucatecos.

 

A su vez, la delegada estatal del IMSS, Miriam Victoria Sánchez Castro, reconoció que, durante su administración, Vila Dosal ha hecho un gran trabajo en beneficio de Yucatán para procurar servicios de salud adecuados para los yucatecos, por lo que el convenio firmado este día es un gran logro y marca el inicio de una nueva etapa en el trabajo coordinado entre el Instituto y el Gobierno del Estado. 

 

Sánchez Castro detalló que este nosocomio permitirá atender a aproximadamente 40 mil derechohabientes de la zona sur del estado, sin embargo, gracias a otros convenios, sus beneficios se extenderán a toda la población de esa zona, desahogando así a los hospitales de la capital yucateca. 

 

Asimismo, Vila Dosal adelantó que se estará atendiendo con mucha responsabilidad y diálogo el tema heredado de administraciones anteriores del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY), el cual estará siendo abordado con la ayuda de los expertos para poder encontrar soluciones a esta situación que por muchos Gobiernos no se ha resuelto. 

 

Por otro lado, el Gobernador comentó que Yucatán sigue recibiendo buenas noticas, ya que el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) informó que Yucatán ocupa el primer lugar de todo el país en tema de transparencia y rendición de cuentas, puesto que, cuando inició este Gobierno en 2018, el estado tenía una calificación de 67 y hoy se lograron 100 puntos sobre 100, además, a pesar de ser el 2020 un año difícil, gracias a la disciplina financiera, las calificadoras como Moody's y Fitch Ratings emitieron una calificación crediticia alta, lo que habla de un nivel en el sistema de alerta, de endeudamiento estable, como ha constatado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

 

“Pasamos la peor crisis de los últimos 100 años, con la peor pandemia, con dos huracanes y tres tormentas tropicales, pero las finanzas del Gobierno de Yucatán al día de hoy se encuentran sanas. Eso no quiere decir que tengamos todo lo que necesitamos para ser todo lo que se necesita, pero hoy las finanzas del Gobierno estatal se encuentran en buen estado”, aseveró Vila Dosal. 

 

Ante el representante del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán, Iván Rodríguez Gasque, y el consejero jurídico del Gobierno estatal, Mauricio Tappan Silveira, el Gobernador recordó que, el tema de empleo que fue uno de los más castigados durante la pandemia, ya que, de marzo a agosto del 2020, perdimos 25 mil 704 empleos y, en solamente 14 meses, hoy no solo se han recuperado esas fuentes de trabajo, sino que ya se tienen prácticamente 2,500 puestos adicionales. Este escenario comparado con el de la pandemia de la Influenza cuando se tardó 8 años en recuperar los empleos perdidos.

 

Lo anterior, señaló Vila Dosal, es resultado del esfuerzo de todos, así como a un manejo adecuado de la pandemia, que aunque se tomaron medidas muy controvertidas, éstas han sido exitosas y hoy contamos con los indicadores más bajos de la pandemia y hoy estamos en semáforo amarillo, cuando la última vez que estuvimos así fue el año pasado, lo que quiere decir que podemos seguir avanzando con responsabilidad en la reactivación económica, especialmente ante la próxima llegada de la temporada decembrina.

 

Finalmente, el Gobernador recordó que ayer llegaron 260 mil nuevas vacunas de AstraZeneca con las cuales continuará la segunda dosis de personas de 30 a 39 años y de personas de 18 a 29 en el interior del estado, quedando pendiente Mérida para la siguiente remesa. 

 

“Estas son muy buenas noticias y vamos a seguir trabajando todos juntos para seguir transformando Yucatán, para hacer el cambio que necesita este estado”, indicó en presencia de la diputada Carmen González Martín. 

 

Finalmente, el titular de la Secretaría de Salud del estado, Mauricio Sauri Vivas, afirmó que la recuperación y posterior reactivación del Hospital General de Ticul es un gran logro, ya que fortalecerá la red de servicios de salud de la región sur del estado, incrementando la capacidad resolutiva en beneficio de la población de esa zona del estado y se sumará a la descentralización de los servicios hospitalarios en la capital del estado.

 

El funcionario estatal señaló que, tras evaluar las necesidades de salud de la zona sur del estado, se determinó que esta zona está conformada por 21 municipios que concentran a más de 257,778 habitantes, de los cuales más del 65% corresponde a población que no cuenta con seguridad social y que el indicador de camas por habitantes se ubica en 0.35 camas por cada 1,000 habitantes, cuando lo ideal es de 1 cama por cada 1,000 habitantes y el promedio nacional es de 0.80.

 

“Para la atención de esta población, actualmente existen 57 unidades médicas, de las cuales 53 son de primer nivel y 4 hospitales. En cuanto a las unidades hospitalarias, 2 corresponden a hospitales comunitarios que brindan únicamente atención materna infantil y uno de ellos es el Hospital General de Tekax que se puso en marcha en esta administración", explicó Sauri Vivas.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


0 Comentarios